Ante la alarmante pérdida de fieles y el avance de las nuevas iglesias, la parroquia “Nuestra Señora de la Purificación” de Ayacucho decide recurrir como último recurso a un mito popular para mostrarlo como propio: Iris, una mujer desequilibrada que pone huevos milagrosos en el prostíbulo del pueblo. El Monseñor Betancourt deberá acudir a la mismísima matrona del burdel, la astuta Mónica Tiraboschi, para pedirle su milagro y salvar así a la Iglesia de Ayacucho.

Función el domingo, a las 20, en la Sala A del Pasaje Dardo Rocha (50 e/6y 7). Entrada a 200 pesos.

Fuente: http://www.cultura.laplata.gob.ar