Las Guzman, tres hermanas litoraleñas, exhiben sus fantasías ardidas en el encierro. Entre sus cuerpos se azuza el fuego de la mirada de un hombre deseado, inalcanzable. Y también el fuego de ser muchacha y no alcanzar a encausar con las palabras el torrente del deseo. En estallado melodrama, ritualizan su feminidad bastarda, su dragueo de sí mismas, su anhelo de ser otras, su jaula de novelería, su querencia feroz.

Función a las 21, en VIL Teatro (11 e/70 y 71).

Fuente: VIL Teatro